Frambueso en el Embarazo, Parto y Puerperio

shutterstock_133834184 copia

 

A menudo las mujeres me preguntan que tipo de remedio natural o planta pueden tomar para “preparar el parto”, especialmente, cuando la fecha del nacimiento se acerca.

Existen varias plantas que pueden ser buenas aliadas durante el parto: Salvia, Canela, Frambueso… Hoy hablaremos en profundidad del Frambueso.

El Frambueso (Rubus Idaeus) es una planta que pertenece a la familia de las Rosáceas y posee múltiples propiedades medicinales que la hacen ideal para cuidar la salud femenina.

Las partes de las planta que vamos a utilizar son los frutos y las hojas.

 

Frutos

El fruto de esta planta es la Frambuesa, muy utilizada en la medicina tradicional china por sus propiedades depurativas (hígado y riñones)

La frambuesa es rica en vitamina C, y en menor cantidad A, B7 y E, ácido fólico, hierro, magnesio, potasio, calcio, carotenos, antocianinas

Por su contenido en vitamina C son un potente antioxidante que ayuda a prevenir enfermedades degenerativas y ayuda a eliminar toxinas (efecto depurativo)
Su alto contenido en ácido fólico las hacen ideales para tomar durante el embarazo, ayudando a prevenir malformaciones a nivel del tubo neural. Además aumentan la absorción de hierro, previniendo así la anemia.

También tienen la capacidad de estimular el sistema inmunológico aumentando las defensas del organismo. Contribuyen en la regulación de los líquidos corporales, reduciendo la retención de líquidos y la tensión arterial.

Su alto contenido en vitamina A las hace ideales para cuidar la visión.

 

cuadro-frambuesas-dessert

 

Hojas

Las hojas de frambueso tienen propiedades uterotónicas, es decir, favorecen la contractilidad uterina.

El hecho de tomar infusiones de frambueso NO va a provocar que nos pongamos de parto, pero sí va a hacer que una vez iniciado el trabajo de parto, las contracciones sean más efectivas ya que tonifica toda la musculatura pélvica y el útero, facilitando la dilatación del cérvix.
Se cree que esto puede ser por el alto contenido en magnesio y potasio que tienen las hojas de esta planta, lo que ayuda también a relajar el útero y facilitar el trabajo de parto.

Durante el postparto reduce el riesgo de sangrado y ayuda a aumentar la producción de leche.

Para preparar la infusión hay que hervir un litro de agua y añadir una cucharada sopera de hoja de frambueso seca, retirar del fuego y dejar reposar unos 10 minutos.

 

Se recomienda tomar a partir de la semana 37 de embarazo, para “preparar” el útero.
Su consumo debe ser progresivo, empezaríamos tomando una taza la semana 37, dos tazas la semana 38 y hasta un máximo de 3 tazas a partir de la semana 39.

Hay que tener en cuenta que las hojas de frambueso son ricas en taninos, por lo que no son recomendables en personas con problemas gástricos (gastritis, úlceras…) y estreñimiento.

 

Investigación

Tradicionalmente se ha utilizado la hoja de frambueso durante el embarazo, parto y postparto y en la actualidad existen numerosos estudios al respecto.

Cabe destacar los estudios de Parsons y Simpson, investigadoras australianas que realizaron dos estudios sobre la hoja de frambueso durante el embarazo.

 

En su primer estudio analizaron la seguridad y eficacia de las hojas de frambueso aplicadas durante el embarazo y el parto, ya que las investigaciones sobre esta planta eran escasas. Las conclusiones del estudio fueron que las mujeres podían consumir hoja de frambueso durante el embarazo para reducir el trabajo de parto sin riesgo de tener efectos secundarios (2)

Además observaron que su consumo disminuía la probabilidad de parto prematuro o postérmino
-después de la semana 42- y también se redujo el número de cesáreas y partos instrumentados (2)

 

En su segunda investigación analizaron la seguridad y los efectos de los comprimidos de hoja de frambueso y no hallaron diferencias significativas entre el consumo de frambueso y los resultados de parto (3)

En 2009, Holst et al. realizaron una revisión sobre la seguridad y la eficacia de la hoja de frambueso durante el embarazo a partir de diferentes bases de datos biomédicas, y concluyeron que no existen suficientes estudios para demostrar la eficacia de la hoja de esta planta (4)

Tras la revisión bibliográfica y la falta de conclusiones claras, los investigadores recomiendan realizar más estudios al respecto.

 

Recomendación

Te recomendamos que antes de tomar cualquier tipo de tratamiento, aunque sea un remedio natural, es conveniente consultar con tu comadrona o tu ginecólogo, para saber si es adecuado para tí.

 

Bibliografía

1. González-Boubeta R, Cid-González C. Maduración cervical: aceleración de un proceso natural. Matronas Prof. 2007; 8(1): 24-9.
2. Parsons M, Simpson M, Ponton T. Raspberry leaf and its effect on labour: safety and efficacy. Aust Coll Midwives Inc J. 1999; 12(3): 20-5
3. Simpson M, Parsons M, Greenwood J, Wade K. Raspberry leaf in pregnancy: its safety and efficacy in labor. J Midwifery Womens Health. 2001; 46(2): 51-9.
4. Holst L, Haavik S, Nordeng H. Raspberry leaf-should it be recommended to pregnant women? Complement Ther Clin Pract. 2009; 15(4): 204-8.
5. Pabla Pérez, Inés Cheuquelaf y Carla Cerpa. Del cuerpo a las raíces. Ediciones La Picadora de Papel. 2011.
6.www.botanical-online.com

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *