¿Cómo te puede ayudar el Yoga durante la Menopausia?

shutterstock_70684777-copia

 

La naturaleza de las mujeres es cíclica, cuando finaliza nuestra etapa de vida fértil se inicia un nuevo período, la menopausia.

En una sociedad como la nuestra, en la que está sobrevalorada la juventud, no resulta fácil transitar por la menopausia y aunque se trate de un fenómeno completamente fisiológico y natural, muchas mujeres lo viven en silencio y como un tema tabú.

Los mitos y creencias alrededor de esta etapa no hacen más que aumentar el desconocimiento y los miedos alrededor de la misma, dificultando el proceso de transición.

Afortunadamente existen otras culturas que valoran y respetan esta etapa vital, considerándola un período de plenitud en el que la mujer se centra en si misma y cuida su espiritualidad. Estas culturas deben servirnos como ejemplo para vivir la menopausia de una manera natural y como una etapa de crecimiento personal.

La menopausia representa un período de cambios intensos en las esferas física, psicológica y emocional. Cada mujer los va a vivir de diferente manera, en función de como sea nuestra vida, nuestra relación con nosotras mismas y con los demás, nuestra sexualidad.

El Yoga puede ser un gran aliado durante esta etapa, se puede adaptar a tus necesidades y si lo practicas regularmente es una herramienta ideal para autogestionar la salud, especialmente útil en los momentos de cambio.

 

¿Cómo te puede ayudar el Yoga durante la menopausia?

 

  • El yoga ayuda a regular el sistema nervioso autónomo, encargado de las funciones automáticas del cuerpo, entre las que destacan el equilibrio hormonal, el sueño, la frecuencia cardíaca, la digestión… por ello va a ser especialmente útil para tratar el insomnio, las palpitaciones, los sofocos…
  • Los estiramientos y las posturas te ayudan a crear una conciencia corporal, ayudándote a mantener una postura adecuada, cuidando tu espalda y todo tu cuerpo
  • El trabajo corporal que se realiza durante el yoga, combinando estiramientos y respiración te proporcionan mayor elasticidad, refuerza tus huesos, ayuda a relajar los músculos y por tanto a su oxigenación, favorece la circulación y aumenta tu capacidad pulmonar
  • Te permite crear un espacio para ti, conectando contigo misma, liberándote y expresándote tal y como eres
  • Te ayuda a encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente, disfrutando de momentos de calma, paz y quietud
  • Te ayuda a integrar la menopausia de manera natural y fisiológica, viviéndola desde la plenitud

 

¿A qué esperas para empezar a practicar?

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *